sábado, 24 de agosto de 2013

Apagones, protestas, región Enriquillo y la gerencia sectorial de Edesur



POR MAYOBANEX DE JESUS LAURENS.

A diario escuchamos y leemos por programas de radio, televisión, diarios y blogs digitales, y también por las redes sociales, a través de la Internet, como de forma permanente se ataca al gerente sectorial de Edesur en Barahona, estableciéndole responsabilidad directa con las interrupciones de energía que se están produciendo en todo el país y en las provincias de la región Enriquillo.

En virtud de la política institucional de esa empresa que dirigimos me he mantenido callado, sin llamar a los medios de comunicaciones, pues dentro de la empresa hay direcciones con sus gerencias y subgerencias regionales y locales que deben asumir ese rol.

Una vez más lo aclaramos, Edesur es una institución muy bien estructurada en su organigrama de personal y de funciones. Existen direcciones de comunicaciones, de gestión social, de gestión de energía, de obras de desarrollos de redes, comercial y técnico, de gestión de recursos, de gestión social, entre otras.

Hay un administrador gerente general y un consejo de administración que se encuentran al máximo nivel en la estructura interna, que dirigen las políticas administrativas, gerenciales, de inversiones y desarrollo dentro de la empresa.

Cada dirección comercial tiene varias gerencias y subgerencias, de los cuales dependen los encargados, supervisores y el personal de plataforma y terreno. Para el trabajo operativo en terreno, la empresa se auxilia de la contratación de brigadas a empresas contratistas que ofrecen esos servicios a Edesur.

Cuando las comunidades reclaman mejor horario de las interrupciones de energía, eso debe ser canalizado a través de la gerencia correspondiente. El horario de las interrupciones se establece en base a parámetros de medición de los niveles de cobranzas y las pérdidas en esos circuitos, los cuales están distribuidos en clases A, B, C y D.

Si las comunidades requieren de instalación de luminarias en sus barriadas, eso se canaliza a través de una gerencia, vía comunicación escrita de las juntas de vecinos que dirigen a Gestión Social de la empresa o al gerente regional del sector.

Si de instalación de postes y mejoras de las redes se trata, así como de resolver averías, sin que lo anterior se refleje en una obra o proyectos de redes, entonces las comunicaciones se dirigen a Gestión Social para que canalice la solicitud con la subgerencia de gestión de mantenimiento de redes del sector, vía la gerencia regional. También se hacen los reportes de averías correspondientes vía telefónica.

En el caso de los cambios de horarios de las horas de las interrupciones de energía, las gestiones también se canalizan vía Gestión Social, a través de la gerencia sectorial de la empresa, para hacer las gestiones a la dirección correspondiente, quiénes determinan si procede o no la solicitud. Si lo que se reclama es más hora de energía a las que se les tiene establecida a los circuitos enclavados en esas comunidades, entonces ahí entran los elementos de mediciones del mismo, de sus niveles de cobranzas y pérdidas promedio.

Las reuniones con los comunitarios deben realizarse directamente con Gestión Social y Comunicaciones, quienes recogen los reclamos de los participantes, los plasman en una comunicación, socializan con la gerencia sectorial y se remite una comunicación a las direcciones correspondientes, responsables de dar respuestas a lo solicitado.

Cuando en los medios de comunicaciones se debaten temas relacionados con Edesur, que afectan la imagen de la empresa, entonces Comunicaciones debe entrar en acción y socializar para aclarar de manera oportuna sobre lo que se ha estado vertiendo en los programas comunicacionales.

Las solicitudes de ayuda y gestiones de recursos para con las comunidades, de eso se encarga la dirección de Gestión de Recursos, que también tiene sus gerentes, subgerentes y encargados en la empresa.

Cuando de gestiones se trata, a nivel de reclamos con facturaciones, contratos, reclamaciones, servicios, cortes, reconexiones a tiempo y otros aspectos técnicos y comerciales, entonces entra la gerencia comercial y técnica del sector, con sus subgerencias y encargados correspondientes, a quienes se les tramitan los casos para que procedan a resolverlos cuanto antes, a través de las distintas brigadas de contratas que tienen bajo su mando y en sistema.

Así las cosas. En Edesur todo está debidamente estructurado, con direcciones, gerencias, subgerentes, encargados y supervisores responsables de atender las distintas solicitudes de los usuarios y clientes de la empresa.
 

Desde nuestra incorporación a la empresa en octubre de 2012 hemos sufrido las continuas protestas en las comunidades por las interrupciones de energía. En momentos se han tornado violentas, poniendo en peligro a nuestro personal, incluyendo al propio gerente del sector.

Nos han entrado a tiros limpio. Nos han lanzado piedras y objetos. Hemos estado al punto de ser secuestrados en medios de las protestas y en innúmeras ocasiones hemos expuesto la vida nuestra y de nuestro personal en terreno y en las oficinas por las diversas protestas que se han escenificado.

De todo cuanto sucede en el sector informamos de inmediato a las distintas direcciones y gerencias de la empresa. Canalizamos de forma rápida las solicitudes de los reclamos comunitarios y mantenemos una continua comunicación con Gestión Social y Comunicaciones para que acudan a escuchar los reclamos comunitarios, para de inmediato tramitar por los canales correspondientes.

Pero una cosa es bueno que se sepa. Mientras no se mejoren los niveles de cobranzas en los circuitos y se disminuyan las pérdidas, es difícil que se les acceda a más horas de energía. Se requiere una acción de doble vía: mejora del servicio de los horarios de interrupciones y que la población acceda a pagar sus facturaciones de consumo.  Esa es la política que está establecida en la empresa, la cual el gerente sectorial no puede interrumpir, pues no tiene facultades para ello.

0 comentarios

Publicar un comentario