martes, 13 de agosto de 2013

¿Se pierden los Funcionarios Públicos?



POR CARLOS VIDAL

Cuando nos dirigimos hacia un destino u objetivo debidamente seleccionado y determinado nos perdemos cuando  damos vueltas hacia atrás, o andamos en círculos sin sentido, o comenzamos a ensayar rutas diferentes, inapropiadas e ineficientes de aquellas previamente establecidas para llegar a la meta.

También uno se pierde si estando lleno del afán de cumplir con el mayor número posible de las múltiples y grandes necesidades existentes, nos abruman y también nos perdemos cuando al querer abarcarlo todo sin establecer límites a nuestras posibilidades; aunque tengamos las capacidades de solventar múltiples labores bajo altísimas presiones desde varios orígenes.

Desgraciadamente las posiciones públicas asignadas a los funcionarios principales del Estado dominicano, están obligados a mantener  la atención al factor político-partidario, el fatal clientelismo y grupismo partidario, que hoy día los fariseos y mercaderes de la política pretenden glorificar como bueno y valido. Esto, a pesar de que espléndidamente explico y prohibió en su partido el Gran Maestro de la verdadera política, el Profesor Don Juan Bosch.

Los funcionarios se olvidan que todas las ventajas y garantías que se consiguen con los males señalados en el párrafo anterior, son factibles y mucho mas ventajosos con el trabajo eficiente, transparente, efectivo, y verdaderamente democrático y a favor del pueblo, es decir, cumpliendo con su deber.

Abundan funcionarios que logran despegar exitosamente desde una plataforma conceptual coherente con el liderazgo genuino de su partido, aquel que mas sigue los lineamientos filosóficos e ideológicos originales propios de los fundadores de su agrupación política. Muy lamentadamente, muchos se desvían por razones equivocadas de simple descuido, ignorancia o por intereses mal orientados perdiéndose entonces  de la correcta trayectoria inicial.

Sirva este artículo como una llamada de alerta, honesta, sin pretensiones dañinas y con las mejor y mas sana de las intenciones para aquellos funcionarios que le parecerá que le estamos hablando directamente para que revalúen su proceder y/o su estilo de desempeñar su puesto. Las características de su desempeño anterior e inicial, seguro que concitaban participación comunitaria democrática y abierta, rasgo que les gano toda la simpatía de los ciudadanos y afianzó su liderazgo, primero localmente y segundo nacionalmente.

Esta altamente demostrado que quienes dirigen apoyados en quienes son dirigidos y quienes le colaboran motivados por sus actitudes de inclusión, logran los mayores éxitos y las mas altas satisfacciones. Además, se realza su prestigio más allá de las fronteras de su comunidad,

No se pierdan Funcionarios, y si lo están, re- encuéntrense con los que le dieron origen.

0 comentarios

Publicar un comentario