sábado, 28 de septiembre de 2013

El sueño quimérico!



POR MAYOBANEX DE JESUS.

El acto se convocó y se produjo en el Pabellón de Baloncesto del Centro Olímpico, en Santo Domingo. El presidente Danilo Medina estuvo presente junto a todas las instituciones de la llamada sociedad civil, incluidos los representantes de gremios profesionales, de las iglesias, universidades, partidos políticos, legisladores, alcaldes, directores de medios de comunicaciones, empresarios, comerciantes, y una comisión de iletrados que está alfabetizándose en el plan “Quisqueya Aprende Contigo”.
 
La agenda era de tres puntos: informe del presidente Danilo Medina, exposiciones de 3 minutos de los representantes de las diversas instituciones presentes y un turno libre al final.
 
Cada uno de los expositores debió llevar su ponencia también por escrito y entregarla a la comisión presidencial, para luego producir una minuta sobre los temas abordados, para el análisis y ponderación del Ejecutivo.
 
El acto duró unas tres horas, bajo aplausos, dudas, comentarios, algo de calor y la permanencia inmune de un presidente que escuchaba con asombros cada una de las intervenciones y los reclamos que exponían.
 
Muchos temas fueron coincidentes, pero casi todos se centraron en: aumento salarial, rebaja de impuestos, construcciones de obras en las regiones del país, incluyendo complejos habitacionales, carreteras, asfaltados de calles, acueductos, caminos vecinales, hospitales, sub centros de salud, liceos, escuelas, entre otras.

También los que hicieron uso de los micrófonos representando a sus instituciones de la sociedad civil solicitaron: la rebaja de los productos de primera necesidad, reducir el alto costo de la vida, más horas de energía eléctrica y a menor costo, rebaja de los combustibles, exoneraciones de medios de transportes masivos, internet gratis en los hogares de menos ingresos, mayor inversión para la seguridad ciudadana y aumento salarial para militares y policías.
 
Las instituciones públicas se hicieron sentir, solicitando mayores presupuestos. Salud Pública buscando también un 4% del PIB, la Justicia con mayor apetito, los ayuntamientos reclamando su 10%, la UASD buscando su 5%, la JCE queriendo más cuartos y el Congreso también exponiendo sus necesidades.
 
Hubo más solicitudes de ayuda al presidente Danilo Medina, quien miraba fijamente los rostros de cada uno de los expositores sin inmutarse.
 
Uno de los representantes de los iletrados, que participan actualmente del Plan “Quisqueya Aprende Contigo”, solicitó un turno, pues no estaba en la lista del protocolo presidencial, accediendo el presidente Medina para que se le permitiera hacer uso del micrófono.
 
José Carrasco, hombre que reflejaba en su rostro tener unos 60 años, con voz encendida y pronunciación dificultosa de las palabras, expresó: “Presidente Danilo Medina, tengo una propuesta para que su gobierno pueda obtener más ingresos y pueda atender todas las demandas que aquí se han manifestado. Sin un gobierno con ingresos suficientes no habrá manera de usted poder gobernar bien y darle soluciones a los problemas del país. Quisiera que me permita entregársela”, terminó diciendo el señor Carrasco.
 
El iletrado sacó un papel de su camisa, ante el contundente aplauso de los presentes, y se dirigió al presidente Medina, quien rebosante de alegría le escuchó brevemente, mientras le recibía la propuesta escrita en la hoja de papel que le entregaba.
 
Concluidos los turnos, el presidente Danilo Medina se dirigió a los presentes. Dijo que había escuchado pacientemente todas las ponencias y los reclamos de los representantes de la sociedad civil reunidos en el pabellón bajo techo del Centro Olímpico, las cuales iba a estudiar para darles una respuesta dentro de las posibilidades económicas del gobierno.
 
El mandatario, antes de concluir su exposición, llamó al señor Carrasco para que subiera al púlpito, quien sorprendido, ante el aplauso de los presentes, se dirigió hasta el presidente Medina: “hombres como usted son los que realmente requiere la patria. Antes de pedir, aporta soluciones para que se pueda complacer luego los reclamos de quienes piden soluciones de problemas”, le expresó el jefe del Ejecutivo.
 
“Ha sido usted el único representado que ha aportado una propuesta para que el Estado dominicanos incremente sus ingresos…y tenía que ser un iletrado, que ahora está aprendiendo a leer y escribir”, le infirió el primer mandatario de la nación.
 
Fue un sueño quimérico que tuve, en el cual me encontraba frente al televisor contemplando el acto, que nunca fue real, pero que la propia somnolencia me hizo sentir que pareciera tan real…sobre todo conociendo que ese es el pensar de la gran mayoría de los dominicanos, “pedir y pedir a los gobiernos, sin mediar de dónde se van a sacar los ingresos para satisfacer tantas apetencias de necesidades”.

0 comentarios

Publicar un comentario