lunes, 2 de septiembre de 2013

Políticas de Desarrollo Truncadas



POR ISMAEL BATISTA.


El desarrollo, el progreso y el bienestar de las condiciones sociales de los habitantes de la Republica Dominicana va indisolublemente ligada al control por parte del Estado de la economía y los recursos naturales del país, así como también al incremento en el sector producción y en la venta de servicios  bienes y consumo, tomando en cuenta el sector turismo.

Las buenas intenciones del presidente Danilo Medina de inyectar recursos a los diferentes sectores de la vida nacional, fundamentalmente en renglones básicos como la agropecuaria, educación, energía y salud etc., se ven truncados por la faltas de recursos.

En el anhelo  del  gobierno de obtener tener éxitos en las atinadas políticas de inversiones que implementa en aéreas fundamentales como las enunciadas, el equipo de asesoría gubernamental debes de elaborar planes para detener y pagar la deuda  externa. Desarrollar políticas tendentes a fiscalizar y reevaluar los contratos que se llevaron a cabo en el proceso de capitalización de las empresas del Estado que se inicio en 1996, entre otras políticas de Estado, ejecutadas en el periodo  gubernamental anterior.

El presupuesto del año en curso, que finaliza en diciembre, de unos RD $ 500,000 millones, está destinado en grandes proporciones a los gastos fiscales corrientes del gobierno y al servicio de la deuda externa. En defecto,  es exigua la cantidad de recursos  dispuesto por  el gobierno para la  inversión social e inversión de capitales, estos últimos son los capitales usados  para financiar la investigación y el desarrollo  que incluye la construcción plantas, industria y la compra de maquinarias. En la óptica de estas perspectivas, el gobierno no puede más que invertir recursos en pequeños proyectos, fundamentalmente agrícolas  y en aquellos que estaban abandonados, como son los proyectos agrarios de la producción de mangos de Villa Fundación en Bani y el de Bananos  de La Cruz de Manzanillo, entre otros proyectos en ejecución. Es por ello, que el presupuesto nacional del año en curso no está diseñado para implementar reales políticas sociales y de desarrollo.

Ante la precariedad presupuestaria el gobierno no ha tenido otro camino que el de recurrir a la reforma fiscal  y al endeudamiento. En lo que va de este año fiscal el Congreso Nacional ha aprobado  al poder ejecutivo préstamos por un monto de RD$ 688, 558 millones y La Ley de Reconversión de Facilidades Crediticias otorgada por el Banco de Reservas para dar facilidades crediticias a los organismos del Estado.

La totalidad de los préstamos están destinados a construcción y ampliación de los sistemas viales del país, a la inversión social, al Sistema de Información de Inmigración, a la CDEEE, INESPRE, a PROMIPYNE y a la Junta Central Electoral. También le fueron otorgados recursos de los préstamos, a la Procuraduría General de la Republica y a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado. En adicción el Senado aprobó un préstamo de 249 millones para la construcción de la presa de Monte Grande en Barahona y para la rehabilitación y ampliación de la presa de Sabana Yegua en Azua.

Ahora bien, surgen las interrogantes ¿Generaran ganancias  de capitales para el Estado aquellas inversiones?  ¿En qué tiempo? No lo sabemos.

Lo que si podemos afirmar es, que los prestamos incrementaran la deuda externa, la cual debemos  pagar bajo cualesquiera de las condiciones, aun sean las más difíciles para los dominicanos. Y, consecuentemente, la solvencia de los préstamos aumentara en lo sucesivo la sangría al Presupuesto Nacional, de tal manera que el presupuesto de la nación será cada vez más insuficiente para los planes de desarrollo. No se sorprendan, si en un futuro no muy lejano estemos pagando por concepto de amortizaciones de capitales e intereses de deudas más del 50 % del Presupuesto Nacional. Un derrotero que la Republica Dominicana no continuar, en las manos del presidente Danilo Medina esta el pandero.

¡!! Manos a la obra, señor presidente.!!!

0 comentarios

Publicar un comentario