jueves, 17 de octubre de 2013

“Difamación e injuria en la era digital”



POR ROBERT QUEZADA 

En República Dominicana en los últimos años las redes sociales de ser plataformas para compartir e interactuar, han pasado a ser centros de demanda donde la sociedad se expresa y exige de la manera en que entiendan que deben hacerlo, a través de imágenes, videos o publicaciones.

 Ahora bien gracias al tiempo que paso sumergido en el mundo de las Redes Sociales (twitter, Facebook, entre otras) he podido observar los delitos contra el honor de las personas producidas en el marco de estos escenarios modernos.

  Las redes sociales son un vehículo para transportar y propagar todo tipo de ofensas al honor y a la reputación de las personas y existe un desconocimiento profundo acerca de los alcances de estas manifestaciones y las consecuencias que podría traer.

 Los dominicanos nos hemos hecho a la idea de que las Redes sociales son medios para decir lo que queramos, cuando queramos y a quien queramos escapando de la responsabilidad penal y no es así.

 Si vamos a hablar sobre las consecuencias de manifestaciones contra el honor y reputación a las personas a través de redes sociales.  Es bueno resaltar que la “difamación e injuria se encuentra en el artículo 367 de código penal, estableciendo la penalidad a toda comunicación que ataca el buen nombre y el honor de las personas.

 Por lo que los comentarios o publicaciones de manera injuriosa u ofensiva deben ser penados de alguna forma para con ello obligar a medios de comunicación y ciudadanos en general a usar estos medios de manera responsable.

 Aunque no estoy de acuerdo que se establezca prisión para los que incurren en la difusión de mensajes que atenten contra el honor y el buen nombre de las personas de a través de redes sociales, si comparto que se establezca como en algunos países de Europa que a los ciudadanos se les imponga pedir disculpas en Tv Nacional, que a mi entender sería peor que pagar 3 meses de prisión.

 Las autoridades deben regular esto ya sea con la nueva ley de expresión y difusión del pensamiento o apoyados en lo que ya establece la Constitución Dominicana, por una Prensa y ciudadanos más responsables al momento de hacerse eco de algo por algún rumor o sin pruebas.

 Debemos tener presente que aunque en nuestro país existe la libertad de expresión cuando hacemos afirmaciones que dañan el nombre o reputación de las personas no importa que sea a través de redes sociales no quedamos eximidos de culpa y podemos ser llamados a la justicia.

0 comentarios

Publicar un comentario