domingo, 10 de noviembre de 2013

Expulsar del PLD al Senador Eddy Mateo Vásquez


POR ALEJANDRO SANTANA

 El diputado por la Provincia de Santo Domingo, Rene Polanco es de opinión que nuestro senador, la representación de nuestra provincia Barahona, debe ser expulsado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), por no acatar la disposición de votar por el Presupuesto General del Estado para el año 2014.

Considero como un acto de indisciplina el no haber estado de acuerdo con la línea política de su partido y no votar por rebeldía.

A ese ilustre diputado, se le olvida que aunque Eddy Mateo Vásquez, nuestro senador, es del partido representa la Provincia de Barahona, que fue elegido por los votos de los ciudadanos  que hoy somos afectados  por la falta de los recursos para la presa de Monte Grande.

Que el fue el Senador de la región que mas sobresalió en la demanda de esa obra de infraestructura para esta parte del país que cada vez que llueve en la cabecera del río Yaque del Sur las vidas de centenares de ciudadanos están en peligro.

Acaso no sabe ese diputado de la Provincia Santo Domingo, que ya ni siquiera en los cuarteles, los soldados dicen !si señor, lo que usted diga mi comandante!, que hasta en esos recintos ya hay gente pensante que sabe sus derechos.

Si bien es cierto que todos los legisladores se deben a su partido también es cierto que ellos deben ser fieles a un voto que lo coloco en esa posición para que representen a esos ciudadanos y que las necesidades de las provincias que representan están por encima de sus partidos.

Un partido como el PLD que fue formado con criterios políticos diferentes  a los demás partido no  puede darse el lujo de andar sancionando sus dirigentes por asumir posturas patrióticas a favor de sus representados.

La postura de Eddy Mateo, no solo es la postura de Barahona como provincia, es la postura de toda una región compuesta por cuatro provincias que necesitan de la presa de Monte Grande para desarrollarse.

La postura del Senador de Barahona debió ser la postura que asumieran los demás senadores de la región, pero el la asumió por ellos dignificando a los ciudadanos de las cuatro provincias de esta región Enriquillo.

La lealtad, tiene sus limites y ni siquiera en guerra se asume postura miserable como la de votar por un presupuesto con el cual no se esta de acuerdo, pero lo hacen porque alguien del partido lo ha dispuesto.

Digo alguien del partido porque me resisto a creer que todos los dirigentes de ese partido, mantengan vivo el criterio trujillista de imponer las cosas aunque afecten a miles de ciudadanos, hasta en la guerra hay que enarbolar la ética.

A la hora del voto en la cámara de senadores, la noche del 6 de noviembre, impero la misma situación que impero en el 1945 cuando desde la cabina del avión Enola Gay se bombardeo a Hiroshima.
                           
En aquel momento mientras el avión viraba a la derecha huyendo de la explosión , el copiloto, capitán Robert Lewis, exclamo horrorizado, !Oh, Dios mío! ?Que hemos hecho? !Hemos sembrado muerte y destrucción!.
                   
En cambio, el capitán de la nave, comandante Paúl Tíbbets, justifico su acción porque, según su criterio cuando se esta peleando en una guerra, para ganarla se deben usar todos los medios posibles.

En ese momento en la cabina de ese avión convivieron dos percepciones éticas  tan distantes como la que de seguro ocurrió en ese hemiciclo a la hora de dar el voto a favor o en contra.

La lealtad y la ética esta muy ligada a la percepción de cada persona, si nuestro senador entendió que dejando de votar, honraba su compromiso para con su región, para nosotros esta muy bien.

Pero para aquellos que tienen juicios de valores diferentes, es posible que se le considere como un desleal, pero a la luz  de la razón el PLD debe valorar a ese compañero de partido porque sabe asumir posiciones temerarias a favor de la causa.


Y quienes saben asumir posiciones responsables a un a expensa de ser cuestionados, deben ser valorados porque son los hombres que pueden echar a delante a una nación, porque en los momentos de crisis, la postura honesta  y coherente es la que nos dará el entendimiento para seguir adelante.

 Pueden decidir en el seno del partido la sanción que impondrán a nuestro senador, el esta dispuesto a asumir su decisión con la misma gallardía que asumió no votar por el Presupuesto General del Estado para el año 2014, que le niega las posibilidades a Monte Grande.

Los tiempos han cambiado, el deberse a las directrices de un partido, no debe traicionar los anhelos de una región, la esperanza de millares de personas que esperan esa presa como mecanismo de desarrollo.

Pueden hasta expulsarlo como entiende el legislador de la provincia Santo Domingo, pero no lo harán claudicar en su posición de representar y defender con dignidad la Provincia que representa, que los demás no hayan hecho lo mismo, la historia los juzgara a todos acorde a sus hechos.


Barahona esta con Eddy Mateo Vásquez, nuestro Senador.

0 comentarios

Publicar un comentario