martes, 4 de noviembre de 2014

A dos meses de la muerte de Alvin y Víctor, hecho no ha sido esclarecido.



TEUDDY A. SANCHEZ.
BARAHONA.- Se cumplió ayer lunes dos meses de la muerte a balazos de dos personas, entre ellas un comerciante en un hecho ocurrido en esta ciudad,  el cual no ha sido esclarecido por la Policía y el Ministerio Público.

        Los muertos son, el comerciante Alvin Prats Matos de 49 años y Víctor López Mariano de 52, ocurridas el 3 de septiembre pasado en un centro de expendio de cervezas ubicado en la avenida Luperón esquina Duarte aquí.

        Las autoridades policiales establecieron que Prats Matos fue ultimado por López Mariano, pero las investigaciones no han determinado quien lo mató a el, a varios metros del lugar del hecho.

        Prats Matos murió cuando era atendido en la clínica Santo Tomas en esta ciudad, donde fue llevado de gravedad tras recibir los disparos en varias partes del cuerpo de manos de López Mariano.

        Con relación al hecho, el Ministerio Público ha detenido a varias personas conjuntamente con el departamento de Investigaciones Criminales de la Dirección Regional Sur de la Policía, los cuales han sido interrogados y liberados.

        En semanas pasada, la uniformada detuvo a al hijo de López Mariano, Gustavo López Peña, a quien se le ocupó una pistola la cual es analizada para determinar si esa fue la usada por su padre para ultimar a Prats Matos.

        Días después del hecho, agentes policiales y representantes de la fiscalía realizaron un descenso al negocio de Alvin, ubicado en Los  Multifamiliares del barrio Villa Estela en busca de evidencias.

        Prats Matos murió al recibir dos balazos: uno en el muslo derecho que le atravesó la pelvis y otro en el hombre que le llegó próximo al tórax. Por muchos años estuvo residiendo en Nueva York.

         Diversas conjeturas se han establecido en la población del motivo del hecho de sangre.

0 comentarios

Publicar un comentario