jueves, 20 de noviembre de 2014

Por Monte Grande



POR PRAEDE OLIVERO FELIZ

Atendiendo al llamado de la Asamblea de las Organizaciones del Sur en lucha por Monte Grande y el desarrollo de la región, cientos de ciudadanos se dieron cita en Fondo Negro, donde sonó de nuevo la caracola de Enriquillo para reclamar al Presidente Danilo Medina que cumpla su promesa y  termine de construir la presa de Monte Grande.

Desde la noche anterior las fuerzas militares y policiales empezaron la represión contra todo lo que olía a la concentración convocada por obreros, campesinos, organizaciones religiosas, de la sociedad civil y políticas de todo el sur.

Omar sonido fue detenido en el cruce de Vicente Noble con la tarima y el sonido, por lo tanto la carpa tampoco se podía colocar, ese era el ambiente previo, que nos regalaban las autoridades, que debían estar al frente de los reclamos para que se construya la presa de Monte Grande, la obra más importante para salvar vida y desarrollar la región .

Al repuntar el alba, cuando los rayos del sol se expandían compitiendo con las espinas de guazábara, que alcanzaban la estatura de las flechas que lanzaba Enriquillo, hace casi 500 años, llegaban a Fondo Negro con sus armas, los agentes policiales, fuertemente armados, algunos con dos pistolas, armas largas y bombas lagrimógenas para sus hermanos.

Llegaron primero que los manifestantes, eran más que los convocados hasta las 9:00 de la mañana, cuando los convocados salieron como los indios, de las casas, de los montes, en carro, guaguas, minibuses, camiones y a pie, llenando el ambiente como el aire, como la vida misma que reclamamos con Monte Grande.

Este sur que llaman profundo desde la capital y que es fecundo para nosotros, no seguirá olvidado, ni sepultado como la carretera Cibao Sur, ya sea por San Juan o por San José de Ocoa, ni como Bahía de las Aguilas, las mujeres y hombres, que tenemos esta carga compartida en nuestros hombros, no lo permitiremos; las futuras generaciones no nos reclamarán el deshonor de prolongar la muerte que arrastran las aguas y los vientos desgarrando sus vientre.

Parece que el gobierno actual, como los anteriores, quiere burlarse de los pobladores de la región Sur, pero eso no se va a permitir, lucharemos  hasta lograr nuestros objetivos sagrados, tantas veces prometidos, con tantos picazos y palazos, que ya sangra la tierra de Lemba  y el bravo de la montaña del Bahoruco, el Cacique Enriquillo.

Monseñor Felipe no está sólo, ni Eddy Mateo Vásquez, ni las personalidades y entidades que luchan por Monte Grande, nuestros pueblos se levantan y no cederán hasta que la presa sea terminada y las principales reivindicaciones del sur satisfechas.

El Sur reclama lucha y unidad, unidad y lucha y no es tolerable que voces agoreras, dañen la obra de amor y solidaridad de nuestros pueblos, nuestro llamado es a darle apoyo a toda manifestación de lucha, a participar de todas las reuniones y encuentros y jornadas que tiendan a  llevar al gobierno a la legalidad y la justicia, porque es ilegal e injusto, no darle a nuestros pueblos lo que les pertenece.

Hoy fue el inicio de las actividades programadas por la Asamblea de los Pueblos en Lucha, seguirán otras jornadas, que sólo terminarán con la terminación de la presa de Monte Grande y la consecución de los demás objetivos, por eso llamamos a la comunidad nacional a entender y apoyar nuestros reclamos, a los sureños a fortalecer sus organizaciones y sus luchas para que como en Fondo Negro se siga escuchando la caracola de Enriquillo por Monte Grande.

0 comentarios

Publicar un comentario