domingo, 14 de diciembre de 2014

Director de CONAVIHSIDA llama a las Iglesias a respetar la vida de las mujeres



BARAHONA:El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Manuel Terrero, pidió a las Iglesias a que respeten la vida de las mujeres dominicanas, porque a su juicio ninguna mujer quiere embarazarse para luego abortar, además nadie puede querer más un bebe, que su propia madre, quien lo trae en su vientre por nueve largos meses.   
 
 Terrero, recordó que la encuesta Gallup del año 2009 consigna que el 80% de los encuestados afirma de manera rotunda que una mujer puede abortar cuando su vida está en peligro, cuando haya una anomalías fetal, una violación o un incesto.   

El autor de la propuesta, declaró que el proceso de legalización del aborto es irreversible en todo el mundo, sobre todo cuando está en riesgo la vida de la madre.   

El doctor Terrero, manifestó que los estados deberán adoptar una actitud sincera frente a ese problema social que actualmente cobra millares de vida de mujeres, por sus condiciones de ilegalidad en que se realiza.  

“Personalmente como ginecólogo no haría nunca un aborto por un capricho de nadie, pero ello no nos impide ver que éste es un grave problema sanitario, con una compleja urdimbre de variables que incluyen el peligro de muerte para la mujer y circunstancias en las cuales es ella quien debe decidir sobre un embarazo en condiciones no deseadas o impuestas por la vía de la violación o el incesto “, afirmó Terrero.           

El especialista, indicó que el pecado está, en esos casos, en el violador o el incestuoso, no en la mujer que resulta ser una doble víctima, de este problema social.        

Terrero, dijo que el papa Francisco ha avanzado algunas reflexiones sobre un tema tan delicado y que su postura trazará nuevas normas de comportamiento, distintas a las radicalidades que se manifiestan en el presente.        

El director de CONAVIHSIDA, destacó que las iglesias no deben presionar a los poderes públicos para que su visión teológica sea impuesta a toda una población que necesariamente no obedece con esos principios eclesiales.

  “El tema del aborto es de Salud Pública. Las mujeres dominicanas pagan todos los años un precio muy alto en vidas e índices de salud deteriorada y afectada de por vida, en una situación dramática que no tiene nada de cristiana”, sostuvo Terrero.      

El funcionario y propulsor de que despenalicé la interrupción del embarazo, destacó que el presidente Danilo Medina hizo lo correcto al observar el nuevo Código Penal.      

Entiende que los legisladores deben favorecer el Aborto Terapéutico, ya que con esta medida se está buscando  proteger a la madre en algunos casos especiales.      

El doctor Terrero, indicó que el presidente Medina tiene la facultad de escuchar los clamores de la población y el sentido irrefutable de la justicia, antes de proceder a promulgar una ley que puede condenar a inocentes y distorsionar los roles de víctimas y culpables, invirtiendo sus posiciones. 

0 comentarios

Publicar un comentario