miércoles, 3 de diciembre de 2014

Monte Grande, la gran novela del Sur.



Por FELIX BETANCES.
Tomado de Ecos del Sur.

Entre las grandes obras de la literatura universal especialmente en el género de las “Novelas”, habrá que incluir el título de “Monte Grande”.

Aunque en un contexto muy diferente, habrá que mencionar el nombre de Monte Grande, junto a obras como: La Orestía, obra dramática, escrita por el filósofo griego Esquilo, “María” de Jorge Isaac, Dulcinea, la novia ilusoria del Caballero andante, en la obra  “Don Quijote de la Mancha” y “Romeo y Julieta”, escrita por el afamado escritor griego Williams Shakespeare.

Entre otras, estas  se convirtieron en las más afamadas obras de todos los tiempos, llegándose a considerar algunas de ellas, como de “la más alta inspiración humana”, tal es el caso de la Orestía.

Al hablar de las mencionadas obras, hay que reconocer que han servido para desarrollar los conocimientos de millones de lectores o sea que a través de ellas, muchos han logrado adoptar el método de la lectura y a través de esto, aumentar el intelecto y hasta han servido como modelo o base fundamental, para muchos escritores que las adoptaron como modelos, al inicio de sus carreras como literatos.

La gran diferencia estriba en que al hablar de Monte Grande, habrá una frustración en el pensamiento y un sabor a cobre o un sabor amargo en la boca de todo el que tenga que pronunciar ese nombre; al menos esto será así para los sureños y también para muchos que aun sin ser sureños, sienten en lo más profundo de sus corazones, el abandono y la burla a que ha sido sometida esta Región por los gobernantes de los últimos tiempos, incluyendo a uno, hijo de la  misma área geográfica.

La mayor satisfacción del Ser humano, es alcanzar la solución a sus problemas y poder disfrutar de sus bondades en lo que se define como la realización de sus sueños.

En cambio, todo lo contrario a esto, se convierte en frustración y pesadillas cosas estas que nadie quisiera vivir y mucho menos cuando les sean impuestas.

Podríamos decir sin lugar a equivocarnos, que el Presidente de la República Lic. Danilo Medina, después de haber comprometido su palabra y de haber hecho un gesto que hasta fue creíble, dio marcha atrás en una actitud muy desafortunada y que deja enterradas las esperanzas que en su gestión, este pueblo había cifrado y que lo dejan muy mal parado en su condición de sureño.

Señor Presidente, usted tiene aun la oportunidad y las posibilidades de reivindicar su actitud con relación a Monte Grande, para lo cual usted muy bien sabe lo que hay que hacer.

Los sureños aspiramos a que junto a las grandes obras de la literatura, las futuras generaciones puedan tomar en cuenta el nombre de “Monte Grande”, encontrándolo en un estante de la “Biblioteca de la Gloria” y evitar así la condenación, de tener que encontrarlo en la Biblioteca del Infierno.

Monte Grande, podría siempre aplaudir en su Alma o podría siempre llorar en su conciencia.

¡Ordene y mande señor!.  

0 comentarios

Publicar un comentario