miércoles, 5 de julio de 2017

Beneficios de la Fruta de Dragón

BARAHONA: ¿Quién sabía que existe una planta con flores como una llama en explosión, que produce una hermosa fruta de corta vida con la apariencia de un corazón de rosa brillante? Esta es la Pitahaya -fruta de dragón - originaria de Centro América, pero también producida y exportada en países del Sureste de Asia, tales como Tailandia y Vietnam. Se obtiene de algunas variedades de cactus; del tallo suculento brota el fruto único y delicioso, ofreciendo humedad en los lugares áridos y cálidos donde crece.
Algunas frutas de dragón tienen la piel amarilla o roja (que se parece un poco a una piña suave con puntas) y la carne es blanca o roja, pero siempre con principios de hojas sobrepuestas, parecido a una alcachofa, y una abundancia de pequeñas semillas negras comestibles. El sabor es ligeramente dulce, como una mezcla entre kiwi y pera, y tiene una textura crujiente.
Aunque parezca algo raro al principio, es fácil acceder a la fruta. Simplemente haga un corte del lado largo del fruto y cuchareé la carne, o córtelo en cuatro pedazos y pele la piel. Cómase sólo la parte blanca con semillas, quitando las partes rosas de la piel, que son amargas.

Beneficios a la Salud de la Fruta de Dragón

La fruta de dragón tiene un número sorprendente de fitonutrientes. Rico en antioxidantes, contienen vitamina C (equivalente al 10% del valor diario), ácidos grasos poli-instaurados (buenos), y algunas vitaminas B para metabolismos con carbohidratos, así como carotina y proteína. El calcio está presente para huesos y dientes fuertes, hierro y fósforo para la formación sana de sangre y tejidos. Los beneficios se realizan de varias formas, desde un sistema inmunológico reforzado y rápida sanación de heridas y golpes, hasta la reducción de problemas respiratorios.
La fruta de dragón tiene cero complejos de carbohidratos, de forma que la comida se desintegra más fácilmente en el cuerpo, ayudado por la vitamina B1 (tiamina) y otras vitaminas B. El fitoquímico captin, usado como medicamento para tratar problemas del corazón, está presente en la fruta, y un aceite en las semillas opera como un suave laxativo.
Las semillas de la Fruta de dragón son ricas en grasas poli-insaturadas (ácidos grasos omega-3 y omega-6) que reducen triglicéridos y bajan el riesgo de problemas cardiovasculares. Comer fruta de dragón puede ayudar al cuerpo a mantener funciones normales tales como desechar toxinas de metales pesados y mejorar la vista. El licopeno, responsable del color rojo de la fruta, ha sido relacionado con la reducción de cáncer de próstata.
De todos modos consuma la fruta de dragón con moderación, ya que contiene fructosa, que en cantidades excesivas puede dañar la salud.

Información Nutricional del Fruta de Dragón

Tamaño de la porción: 3.5 onzas (100 gramos), crudo
 Cantidad Por 
Porción
% Valor 
Diario*
Calorías60 
Calorías de grasa0 
Grasa Total1.5 g 
Grasa Saturada  
Grasa Trans  
Colesterol0 mg0%
Sodio  
Carbohidrato Total9 g 
Fibra Dietética1g 
Azúcar9 g 
Proteína2 g 
*Los Porcentajes de los Valores Diarios están basados en un a dieta de 2 000 calorías. Sus valores pueden ser mayores o menores según sus necesidades calóricas.

Estudios Hechos con la Fruta de Dragón

Se realizaron estudios detallados destinados a determinar la relación entre una dieta saludable de frutas y verduras, la actividad física a lo largo de la vida, y daños en el DNA oxidativos con cáncer de próstata. Se tuvieron en cuenta muchos detalles, como el hecho de que hombres entre 45 y 50 años de edad que no hacían actividad física tenían tres veces mayor riesgo de cáncer de próstata. La conclusión fue que una dieta de fruta fresca y vegetales, especialmente aquellos que contienen licopeno, como la fruta de dragón, y el hacer ejercicio, protegen contra esta enfermedad.1
Ya que el acceso a información sobre frutas tropicales está limitado, un estudio exploró con resultados positivos la habilidad de las frutas tropicales, como la fruta de dragón, de inhibir el citocroma humano P450, que se expresa fuertemente en el hígado, pero también está presente en otros tejidos como el intestino delgado, los pulmones y el riñón, y está especialmente vinculado con el glaucoma congénito.2

0 comentarios

Publicar un comentario