miércoles, 5 de julio de 2017

SAN JUAN DE LA MAGUANA: Revelan le quitan pensión anciana porque hijo apoya la Marcha Verde

POR ARMANDO PASCUAL MADÉ 

SAN JUAN DE LA MAGUANA:  El veterano locutor sanjuanero, Luis Ramón de los Santos Figuereo (Monchín), en carta al Director de Barrigaverde.net, doctor Anulfo Mateo Pérez, denunció este martes, que doña Erminia Santil, nonagenaria, quien laboró por más de 60 años como enfermera en el hospital público, y quien se encuentra discapacitada le fue cancelada su pensión, porque un hijo apoya la Marcha Verde.

De los Santos Figuereo manifestó que la señora Santil, laboró en el Hospital estatal de esta ciudad, cuando se llamaba Hospital Santomé y también en el policlínico estatal que funcionaba donde hoy está instalado el Correos y Telégrafo en la calle Mella en esta ciudad.

"Doña Erminia hoy, nonagenaria y postrada en una silla de ruedas, rememora con una lucidez asombrosa la vida productiva y honesta que consagró al bienestar de los demás", indicó el reputado locutor.

Sostuvo que la señora Santil tuvo tres hijos, varones todos, de los cuales los dos mayores fallecieron, se trata de Garamis Enriquillo y Ricardo, quedando al cuidado del menor, Tito Juan de Dios.

Precisó Monchin de los Santos que con la magra pensión que esa meritoria servidora pública recibe, tras más de seis décadas de servicio, su hijo Tito prevaliéndose de su amistad con importantes funcionarios del actual gobierno, todos criados junto a él en esta ciudad, solicitó y obtuvo una ayuda extra que contribuiría al sostenimiento de la madre inválida.

Informó que la ayuda le era dispensada a través de una institución del Estado, pero "le fue quitada tres meses después a causa de un pecado mayor: haberse solidarizado con el movimiento Marcha Verde".

Reveló Luis Ramón de los Santos Figuereo, que su amigo Tito, a nombre se su madre ruega a sus amigos, entre los cuales se encuentran doña Yomaira Medina y su esposo; Dagoberto Sánchez Mora, Danubio Garcia, entre otros, la reposicion de la ayuda y con ello la posibilidad de comprar las medicinas y alimentos que necesita doña Erminia para seguir viviendo, hasta que Dios disponga lo contrario.

¿Es pecado disentir? ¿Es el Estado lo mismo que el gobierno?, se pregunta el laureado comunicador sanjuanero, para responder: "mil veces no".


"Pido a los amigos y compañeros de estudios, niñez y adolescencia de Tito Juan de Dios Santil que recapaciten y se vean en el espejo donde él se ve ahora. Todo lo que sube baja y mientras más alto esté, más estrepitosa, ruidosa y dolorosa será la caida. Es cuanto", puntualizo Luis Ramón de los Santos Figuereo (Monchín).

0 comentarios

Publicar un comentario